veneno casero para babosas

Veneno casero para babosas

Las babosas, son moluscos que en su cabeza tienen tentáculos retráctiles, dos de ellos, más largos en cuyos extremos se ubican los ojos y un pie musculoso que les permite deslizarse, al hacerlo dejan la huella de baba brillante que su cuerpo segrega para facilitar el movimiento, de allí el nombre, esto nos sirve para detectar su presencia.

Las personas que cuidan sus jardines, muchas veces se ven invadidos por las plagas y entre ellas las babosas y los caracoles.

En este artículo, nos vamos a referir a los venenos caseros para babosas, los que se pueden colocar con total confianza, de no ser agresivos con las plantas y flores del jardín, además resultan amigables para el cuidado del medio ambiente.

 

Simple de hacer y muy eficiente

 

Las babosas, son capaces de producir hasta cien huevos, pero en promedio solo se limitan a cincuenta o a ochenta huevos. Estos huevos son de color blanco a amarillo y puestos en grandes cantidades en lugares húmedos debajo de la hojarasca por ejemplo, los que se incubarán por espacio de entre veintiocho y treinta días.

Debemos erradicar a las babosas con remedios adquiridos en las farmacias o en los viveros, o confeccionar venenos caseros para babosas, porque se ha descubierto que causan problemas en los seres humanos: la babosa puede ser portadora de un nematodo que se aloja en su cuerpo y se excreta con la baba.

El humano a tocarla con la mano, puede contaminarse por vía oral. Ya en el intestino delgado del cuerpo humano, el nematodo, provoca ulceraciones parecidas a la apendicitis, con lo cual el individuo que la padece debe ser operado, así que no se recomienda estar en contacto directo con las babosas.

Entre los venenos caseros para babosas, se encuentra el método de la cerveza, porque el olor de la misma las atraerá y se ahogarán, colocando un recipiente enterrado en el jardín, otro de los métodos caseros para eliminar a las babosas, es de utilizar hojas de lechuga o col verde, también se lo puede suplir con cartón o planchas de plástico, se reparte en el tierra al atardecer, a la mañana siguiente se retiran con los caracoles adheridos.

Se conoce la propiedad del cloruro de sodio para eliminar a un gran número de babosas, que al pasar por encima el contacto las hace morir, pero sus consecuencias con la tierra y el resto de las plantas no es muy conveniente, pues las puede arruinar. Otro método casero para babosas, es colocar alrededor de las plantas o las macetas un papel de cobre o papel de aluminio, ya que produce reacciones eléctricas e impedirán su paso al ser superficies filosas.

Las babosas se esconden durante el día para que no las tome el sol, si eso pasa, las derrite, así que debajo de las piedras, en acumulación de hojas, dentro del follaje, y al saber esto es más sencillo saber en donde colocar los venenos caseros para babosas.

Las colillas de cigarrillos usadas viejas, en agua suele ser uno de los venenos caseros para babosas más económicos y exitosos de todos, así que si hay alguien en la familia que tenga el hábito de fumar, a no tirar más las colillas, y a colocarlas en unos pequeños recipientes de plástico o vidrio que tengamos, estos deben ser diseminados y si es posible regar al atardecer las plantas que contengan la plaga, veremos al otro día como están caídas muertas en el jardín, y si esto lo hacemos por lo menos una vez por semana seguramente que el problema se verá disminuido en gran medida. Es muy económico y sencillo de hacer, además los ceniceros estarán libres de ese mal olor que deja la nicotina vieja.

Nada se tira en estos casos, cualquier recipiente, jeringa que esté para descartar, cartones, o fuentes de poliestireno expandido, sirven para hacer de bases para colocar los venenos caseros para babosas o pulgones y hormigas que tenemos en el jardín.

 
 

 
 

Otras formas de combatirlas

Si nos preguntamos si existen remedios para controlar babosas, diremos que sí, los hay y muy efectivos por cierto, pero en el presente artículo, quisimos compartir algunos consejos baratos para controlar en forma casera y rápida a las babosas, para que por lo menos, nos de tiempo para ir a comprar los que se venden en los viveros de todo el país.

Es importante tener claro la limpieza de malezas, y hojas secas que tengamos en los pequeños o grandes jardines, para que no tengan lugar para su escondite, aunque ellas lo encuentran de todos modos, pero no se lo facilitemos nosotros.

También existen métodos muy eficientes pero ya no corresponden a los venenos que necesitábamos saber, para evitar a las babosas, como el sembrado de plantas aromáticas como la menta, el tomillo, y la lavanda, que son rechazadas por las babosas, el ajo, y la cebolla, entre otras. Todas plantadas alrededor de las plantas que queremos proteger.