plagas del maiz

Plagas del maíz

Uno de los cultivos más importantes, en un país, y en una zona, es afectado, por un grupo considerable, de enfermedades. Algunas de las mismas son endémicas de la zona maicera y se presentan cada año con diferente severidad dependiendo de las condiciones ambientales y del cultivar considerado.

En principio y para comenzar con la explicación de las plagas del maíz, sería bueno que conozcamos más, acerca de la planta de maíz.

 

Todo lo que debemos saber sobre el tema

 

El maíz es una gramínea, que se caracteriza por tener el tallo en forma de caña. Cuando los frutos del maíz maduran, se pueden ver a su alrededor los frutos amarillos, blancos o púrpuras que son los llamados granos, los cuales constituyen una base de alimento muy importante.

Son muchos los productos que utilizan al maíz, como por ejemplo los aceites comestibles y otros productos para otras industrias, se trata de una planta de diversa variedad, pero la mayoría tiene los mismos componentes básicos, y solo cambia su estructura exterior.

Con el maíz se pueden producir bebidas, harina, endulzantes, etcétera, su importancia es tal que se toman múltiples medidas para prevenir las plagas del maíz y demás enfermedades. Por eso decimos que una planta que se cultiva en todo el mundo, por las diferentes utilidades que se pueden obtener gracias a ella.

Para la agricultura, las plagas, son organismos que perjudican la inversión económica hecha en determinados sectores. Así el principal factor más importante respecto de las plagas del maíz y otras agrícolas es el económico.

A la hora de enfrentar el cultivo de esta planta, se encuentran diferentes problemáticas, que deben enfrentar los inversores, entre ellos las plagas del maíz. Por ello cuando el maíz es para consumo se debe hervir en agua unos veinte minutos, para matar cualquier tipo de larva que pueda encontrarse directamente en el grano. No solamente en este punto del proceso de la cosecha el maíz puede sufrir diferentes plagas que lo condiciona a su desaparición, y lo condiciona a la colocación en el mercado con lo cual representa una importante pérdida para los agricultores. Estas plagas no solamente afectan a las empresas que las distribuyen, sino a las relaciones entre países exportadores e importadores.

Refiriéndonos básicamente a las plagas del maíz, mencionaremos tres a saber: las de fauna, las de flora y las posibles enfermedades que estas pudieran causar. Entre las plagas más conocidas del maíz podemos mencionar a las aves, como por ejemplo las cornejas negras, las urracas, y las grajillas, que se alimentan de las semillas al comienzo del cultivo, causando daños y pérdidas cuantiosas.

Esta plaga, es combatida ahuyentándolas, como por ejemplo con petardos o sonidos altos. Si citamos el caso de los mamíferos el ciervo, el jabalí, llegan a causar daños cuando son grandes en número, que invaden en manadas los sembrados de maizales. No solo se alimentan de este cultivo, sino que además se revuelcan y pisotean la tierra fértil, para evitar que estos animales arruinen las cosechas, y destrocen las plantaciones enteras, se los caza.

Los roedores son otra de las plagas del maíz por excelencia, que consumen granos y son muy difíciles de atrapar por métodos comunes, porque las trampas para ratones en reglas generales, funcionan pero como el maíz se cosecha a una gran escala es muy difícil atrapar a los ratones maiceros de esa forma.

También hay gran cantidad de insectos que se consideran plagas del maíz, las babosas, los gusanos, los mosquitos, y muchos otros, los cuales dañan en gran medida la vegetación, ya sea perjudicando la tierra, cavando agujeros en ella, haciendo nidos, alimentándose de las plantaciones ya crecidas, o matando la planta cortando su tallo.

Para combatir a los insectos, las técnicas son prácticamente las mismas para cada especie, quitando las malas hierbas, refrigerando las zonas de plagas, y lo más importante usando fumigantes. No solo cuando la planta ya tienen el fruto está a expensan de las plagas, sino que también cuando la planta está en pleno crecimiento, que pueden adquirir enfermedades.

 
 

 
 

Afecciones y enfermedades

Hay muchos tipos variados de afecciones, pero lo más importante a saber es si la planta adquirió esa enfermedad, sola o si la plantación fue contaminada. Las enfermedades que puede acarrear las plagas del maíz, con respecto a las personas, va desde infecciones, hasta virus de contagio masivo.

Antes de la siembra del suelo, es recomendable el monitoreo del suelo antes de la siembra, principalmente en aquellos lotes que salgan de pasturas o donde se haya observado daños en trigo de la campana anterior.

Los altos rendimientos de maíz, indican un buen manejo agronómico de los cultivos, en el cual la protección contra el ataque de insectos, es más que importante. Una práctica aconsejada en siembras tardías o regiones con ataques muy tempranos en maíz, son los tratamientos preventivos con insecticidas sistémicos en la semilla ya que protegen durante diez a quince días a las plántulas luego de a germinación.