murcielagos

Murciélagos

En este capítulo vamos a referirnos al tema de los murciélagos, que son mamíferos voladores, porque en el principio de sus vidas toman la leche de su madre, que los alimenta hasta que ya se pueden valer por sus propios medios, y que cuando crecen en número, se convierten en plagas.
Aprenderemos sus principales características de cómo se alimentan, su modo de reproducción, y cómo las empresas de fumigación llegan al exterminio del mayor número de ellos, es por eso que el artículo es de sumo interés.
La mayoría de las personas sienten miedo o rechazo de ellos, por sus hábitos nocturnos, esto quiere decir que se alimentan durante la noche y es en el momento en el que más actividad pueden tener, y porque las películas se han encargado de ello, pero en realidad, estos mamíferos son sumamente beneficiosos, para la ecología, porque se alimentan de insectos, grandes o pequeños, de frutas, de otros animales de anfibios, y hasta pequeños ratones.

 

Controle todas las especies de murciélagos

 

Las especies pueden ser diferentes según en el lugar en el que viven, y de los que se alimentan, por ejemplo los que succionan la sangre de otros animales, (hematófagos), de gran tamaño, dejan una pequeña herida en la víctima, los que cazan peces, anfibios, aves, reptiles, etcétera ( carnívoros), y los que se ocupan de los insectos en todas sus variedades, también conocidos con el nombre de insectívoros, y otras especies se alimentan de flores y frutas y de su néctar, de allí el nombre de nectarívoros.


Durante el día permanecen en sus escondites, que pueden ser según el lugar en el que habitan por ejemplo en grutas formadas por piedras, en los techos de construcciones abandonadas, edificios de fábricas viejas alejadas de la ciudad, en techos de iglesias, y en casas que tienen muchos años, por lo tanto de techos son altos. Asimismo, los murciélagos, constituyen una plaga temida, si ingresan en las viviendas habitadas, y es allí cuando los humanos no ponemos en alerta para erradicarlos. Las compañías de control de plagas, conocen la forma de ahuyentarlos, de exterminarlos con los sebos que se transforman en verdaderas trampas para murciélagos.
Si tenemos uno o varios de ellos que se encuentran en nuestra casa, en lo primero que hay que pensar es que a ellos no les gusta la luz, así que para no alterarlos, debemos apagarla y abrir una ventana para se retiren, si no lo hacen, es hora que llamemos a la compañía fumigadora, pero tengamos en cuenta que esta debe ser de buen nombre.
Si hablamos de sus características y de su alimentación, es válido destacar su manera de reproducción de los murciélagos: el que en el período de apareamiento, puede durar todo el año, aunque se cree que durante el invierno se vuelven estériles, pero eso es según en los climas en los que viven.
Es en primavera cuando los óvulos eclosionan, porque la temperatura más alta influye en la duración de su gestación. Estos animales, no se caracterizan por tener muchas crías, sino que todo lo contrario, suelen tener uno o a lo sumo dos crías a los que cuidan con ahínco.
Para evitar que los murciélagos ingresen a la casa, no se deben dejar aberturas para que lo hagan así que si hay chimenea, se la debe cubrir con una maya metálica que evita no solo la entrada de ellos, sino que además de los roedores comunes o insectos, para que no aniden en ninguna parte de la vivienda. También los burletes son sumamente útiles, y los mosquiteros para las noches templadas.

 
 

 
 

¿Cómo darnos cuenta que tenemos murciélagos?

Es simple, revisando los taparrollos de la ventana, en el que veremos manchas de color amarillo marrón, son las heces de ellos, o las marcas de ingreso y egreso a los escondites. Es allí en donde los técnicos que controlan plagas se fijan en primer caso, y es allí en donde colocan los sebos para su exterminio.
Muchos afirman que los venenos tóxicos para eliminar a los murciélagos pueden ser muy peligrosos para los humanos, por eso afirman que los mejores métodos para deshacerse de ellos, es usar el método de ultrasonido, ya que se trata de procedimientos inofensivos, y amigables con el medio ambiente. De todos modos el exterminar a la colonia debe ser tarea de las empresas que tienen lo necesario para hacerlo y cuentan con los expertos que saben lo que hacen y en pocos días podremos recuperar la tranquilidad, sin riesgos de sufrir problemas en la salud.
Solo hay que tener en cuenta que si hemos decidido eliminarlos, es preciso que el vecindario haga lo propio, para que todo en el conjunto pueda eliminar la plaga, de lo contrario el esfuerzo no valdrá la pena.